Mañana, el gran simulacro de las autoridades

* Recuerdan los sismos del 85

Por Irma Gerardo

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, encabezó la ceremonia cívica que conmemoraron los 25 años de los terremotos de 1985 y que marcaron por siempre a la ciudad de México.

A 25 años de que ocurrieron los movimientos telúricos, Marcelo Ebrard, recordó, que la ciudad se encuentra en una zona sísmica, por lo que gobierno y sociedad deben estar preparados para reaccionar a tiempo ante una tragedia de esta naturaleza.

Reunido con parte de su gabinete en la Plaza de la Solidaridad, donde antes de los sismos se ubicaba el emblemático Hotel Regis, el mandatario local, anunció que este lunes se llevará el megasimulacro, uno de los más grandes jamás realizados por el número de personas y de instituciones participantes.

A las 11:00 de la mañana de este lunes, se llevará a cabo el megasimulacro con una hipótesis de sismo de 8.1 grados en la escala de Ritcher con un epicentro a 29 kilómetros al Suroeste de Puerto Vicente, Guerrero, y a 66 kilómetros al Sur de Zihuatanejo.

Participarán más de 6 millones de personas y más de 12 mil edificios de diferentes puntos de la ciudad, entre ellas escuelas, serán evacuadas. Durante el magosimulacro, entrará en operación el Gabinete de Acción Inmediata, encabezado por Marcelo Ebrard, que medirá su capacidad de respuesta ante los desastres ocasionados por el sismo.

Para ello, la secretaría de Salud, integró mil 500 brigadas, cuyos rescatistas fueron capacitados para actuar de manera inmediata para salvar vidas y llegar a puntos críticos, causados por un terremoto de magnitud similar al de 1985. Al mismo tiempo, 88 nuevos capacitadores rescatistas tomaron protesta al ser certificados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Durante la ceremonia, el jefe de gobierno, colocó una placa conmemorativa en la Plaza de la Solidaridad como un homenaje a los que perdieron la vida esa mañana del 19 de septiembre, se izó la bandera a media hasta y se montó una guardia de honor y se puso una ofrenda floral.

Marcelo Ebrard, también destacó que la ciudad cuenta con un Atlas de Riesgo actualizado y próximamente con un Instituto de Seguridad Estructural, que supervisará que las edificaciones cumplan con todos los requisitos necesarios para su construcción. Este instituto fue aprobado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

“Lo importantes entonces a 25 años es que nos estamos preparando. Todos los días nos tenemos que preparar, nunca olvidar. No sólo a quienes perdieron la vida, no sólo lo que vivimos en 85, sino principalmente prepararnos el día de mañana, para que nunca más vuelva a ocurrir en nuestra ciudad…No olvidemos nunca, eso es lo que le debemos a quienes perdieron la vida en el 85 ”, enfatizó el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard.

Instalarán 50 mil alarmas sísmicas en escuelas públicas de la capital

El ejecutivo local, refirió también que como parte de las acciones de prevención ante un fenómeno de esta naturaleza, serán conectadas al sistema de alarma todas las escuelas públicas de la ciudad.

En este sentido, el secretario de Educación, Mario Delgado Carrillo, mencionó que en los próximos meses y antes de que concluya este ciclo escolar de 2010-2011, se instalarán 50 mil alarmas sísmicas en todas las escuelas públicas de la capital, aunque resaltó, que hasta el momento son 34 planteles que cuentan con estas alarmas.

Sin embargo, el propósito es que todas las escuelas cuenten con una o dos alarmas, dependiendo el número de alumnos y de aulas. Este sistema se activará 60 segundos antes de que suceda un sismo, tiempo para que se tomen las medidas de prevención.

El terremoto que transformó a una sociedad

El 19 de septiembre de 1985, los relojes de la ciudad de México se paralizaron a las 07:19 de la mañana…el motivo: un terremoto de 8.1 grados en la escala de Ritcher que colapsó las estructuras de miles de edificios, principalmente del Centro Histórico y que hasta la fecha el número de muertos es inexacto.

La Unidad Nonoalco-Tlatelolco, el orgullo del presidente Adolfo López Mateos, fue el más afectado por los sismos. Varios edificios se colapsaron, entre ellos, el de Nuevo León, donde fallecieron cientos de personas, y que hoy fueron recordados por sus familiares con una misa que inició a las 07:19 de la mañana, minutos en que perdieron la vida.

El ejecutivo local, refirió también que como parte de las acciones de prevención ante un fenómeno de esta naturaleza, serán conectadas al sistema de alarma todas las escuelas públicas de la ciudad.

En este sentido, el secretario de Educación, Mario Delgado Carrillo, mencionó que en los próximos meses y antes de que concluya este ciclo escolar de 2010-2011, se instalarán 50 mil alarmas sísmicas en todas las escuelas públicas de la capital, aunque resaltó, que hasta el momento son 34 planteles que cuentan con estas alarmas.

Sin embargo, el propósito es que todas las escuelas cuenten con una o dos alarmas, dependiendo el número de alumnos y de aulas. Este sistema se activará 60 segundos antes de que suceda un sismo, tiempo para que se tomen las medidas de prevención.

El Centro Histórico también resultó dañado, al derrumbarse edificios, casas, escuelas. Alrededor de la tradicional Plaza Garibaldi, para ser exactos, en loa inmuebles de San Camilito, quedaron atrapadas familias completas, algunos fueron rescatados y otros murieron al derrumbarse por completo con la réplica del sismo que se presentó el día 20 alrededor de las 19:00 horas.

El emblemático Hotel Regis, Hotel Alameda, la cafetería Super Leche, el Hospital Juárez, las oficinas de estaciones de radio, fábricas, casas, y muchos más, fueron destruidos por el terremoto. La ciudad fue un verdadero desastre, incomunicada, pues la energía eléctrica dejó de funcionar, el agua, teléfonos, transporte, absolutamente todos los servicios quedaron paralizados. La noche del 19 de septiembre tuvo que ser alumbrado con velas, lámparas, fogatas, para auxiliar a la gente.

La emergencia se hizo cada días más crítica, el gobierno de Miguel de la Madrid, no sabía cómo actuar ante los hechos, por lo que la ayuda gubernamental tardó en llegar a la ciudadanía, sin embargo, la sociedad no podía esperar más tiempo, pues los segundos eran fatales para salvar vidas, por ello y cómo se pudo, los sobrevivientes comenzaron organizarse por brigadas para iniciar y continuar rústicamente el rescate de vidas.

Bajo esta organización civil muchas vidas fueron salvadas, en el Hospital General, se salvaron los llamados niños del terremoto, seis recién nacidos que durante días estuvieron bajos los escombros, mujeres, hombres, ancianos, fueron rescatados por manos anónimas.

A 25 años de la tragedia, aún prevalece la incógnita del número de muertos, de los daños materiales. A 25 años, todavía se pueden observar los edificios dañados por los sismos, y lo peor, que en algunos casos, son habitados por familias y otros utilizados como inmuebles de oficinas gubernamentales, donde solamente se da un mantenimiento a la ligera para ser ocupada por sus empleados.

La lección de esta tragedia se traduce en la organización de la propia sociedad, que fue capaz de salvar y brindar atención a los necesitados de esos sismos, sin embargo, aún falta para que la cultura de prevención en materia de protección civil se cristalice y se conjunte con la parte gubernamental.


Tags: , ,

Bienvenidos

Aviso a nuestros visitantes

En Ciudad Capital nos reservamos el derecho al intercambio de Links...

Copyright

  • 18/09/2009
  • Ciudad Capital Actualización
  • November 23, 2014
  • Visitas: 3,884,184

18/09/2009 — Ciudad Capital ActualizaciónNovember 23, 2014 — Visitas: 3,884,184