Cápsulas Metropolitanas: ¡El dilema de Gaviño! (Segunda parte)

Marco Antonio Aguirre MoralesMarco Antonio Aguirre Morales

 

  • “No me encuentro”, dice Gaviño
  • ¿Multifuncional o disfuncional?
  • ¿Estudias o trabajas?
  • ¡Reflexiones en el tiempo’
  • ¡Arza, de aquí zoi!, zí zeñor
  • La Puerta de Alcalá

Segunda de tres entregas

En ese mar de imágenes que rondan la cabeza del licenciado, maestro y doctor Jorge Gaviño Ambriz, se encuentra una que golpea fuerte y sistemáticamente su cerebro: ¿quién soy, qué hago aquí? Sin definición alguna, el actual director general del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Metro, ya pensó muy seriamente en escribir sus memorias. Quiere ser un hombre pleno y, haciendo caso al viejo adagio de tener un hijo (ya), plantar un árbol (¿?) y escribir un libro, ahora tiene la fijación de plasmar su vida en una docena de cuartillas.

Ya alguna vez le hicieron uno, pero con su nombre, claro. En ese texto se muestra un mar de recortes de periódicos, pero nada que de su ronco pecho haya salido. Fue una una de sus primeras intentonas por acceder al mundo de las letras -dirían algunos; ¡en el mundo del copiar y pegar!, pero al viejo modo. Nadie extrañará Reflexiones en el tiempo, aparecido en 2009 y olvidado tres semanas después.

Multifuncional que és, tiene todo el tiempo del mundo para atender problemas legislativos, del STC y al mismo tiempo “estudiar con ahínco” como provinciano recién llegado del interior de la república. ¡Es un fenómeno!, afirman los que lo conocen. ¿Estudias o trabajas?, le dicen sus guapas secretarias.

Le es más fácil realizar sus estudios en línea que presenciales -sólo recorre el mundo en vacaciones, pero en bicicleta. Dicen los que lo conocen que escribe tan veloz como un estenógrafo y tiene la memoria de un elefante asiático. Tal vez por ello -y con el tiempo que le dá ser servidor público y representante popular- realizó la maestría en Derecho Ambiental y el doctorado en Ciencias Ambientales, en la Universidad de Alicante (UA), en España, según se observa en Wikipedia.

Aunque es egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, a Jorge Gaviño Ambriz finalmente le ganaron los genes baturros y volteó su blanquecino rostro hacia la Madre Patria y lanzo un largo ¡Arza!,  y remató diciendo alegóricamente: de aquí zoi, zí zeñor! Como si fueran tlayudas, se jambó -muy parecido al PacMan– una maestría y un doctorado. Hasta ahora sus estudios parecen ser un Caso sin Resolver, digno  de Criminal Case.

Ahora las líneas de investigación son: Siendo representante popular y posteriormente director general del STC, ¿cómo es que se dio tiempo de atender sus ocupaciones laborales y al mismo tiempo investigar y redactar para la institución educativa ibérica? Se sospecha que los trabajos solicitados por sus maestros virtuales de la UA realmente los hizo gente de su confianza y prácticamente escondidos en una bóveda del Banco de México (Banxico).

Gaviño es licenciado en Derecho, egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, menciona Wikipedia. ¡Hasta ahí todo es derecho!, parece, y lo ratifica Criminal CaseViajó -se supone- desde la Jardín Balbuena hasta Coyoacán para acudir a un aula en Ciudad Universitaria (CU), y también se supone que tuvo compañeros de generación -aunque nadie los conoce ni los ha presentado en sociedad…, son fantasmales, tan cibernéticos como su maestría y doctorado. El único “destacado de su generación es el propio Gaviño Ambriz, aunque Wikipedia también desconoce la generación estudiantil a la que perteneció. Es más, no se presenta -en ninguno de los tres casos- la cédula profesional.

Jorge Gaviño Ambriz, pareciera lanzar a los cuatro vientos: ¡Mírala, mírala, mírala, mírala, la Puerta de Alcalá!…

 

!Buenas noches… buena suerte!

marco_aguirre8@hotmail.com