PRD y sus negocios en Coyoacán

  • Se incumplió con plazos, y cancelación del proyecto dificulta el acceso de los vecinos a sus viviendas y a los servicios de gas, transporte y recolección de basura
  • Buscan evitar una situación lamentable pues ante una emergencia, los bomberos, la policía o los servicios médicos no podrían acercarse al lugar

El diputado de Morena Miguel Ángel Hernández Hernández solicitó al titular de la Secretaría de Obras y Servicios local, un informe sobre el motivo de la suspensión del proyecto para construir un cuerpo poniente y ampliar del lado oriente la vialidad José Azueta Abad, en especial del tramo que va sobre la avenida Canal de Miramontes hasta la Calzada de la Virgen en Coyoacán.

Hernández Hernández precisó que en el documento se establece que el inicio de los trabajos sería el primero de diciembre de 2016 y se concluirían el veintinueve de abril del presente año, situación que no sucedió.

La obra, explicó el diputado de Morena, inició en enero y los trabajos fueron suspendidos a finales del mes de mayo, cuando se retiró del lugar a los trabajadores y toda su maquinaria, quedando la obra inconclusa.

Esta acción, destacó el legislador, genera problemas a los vecinos pues encuentran dificultad para acceder a sus domicilios, además, se ha incrementado el robo de vehículos y de autopartes ya que al no poder ingresar a sus viviendas, han tenido que dejar sus automóviles en la vía pública y, en ocasiones, lejos de su hogar.

Agregó que las obras inconclusas generan dificultad en la distribución y acceso a los servicios como el reparto de gas, la recolección de basura, la entrada del camión escolar, entre otros.

Los vecinos temen, expuso Hernández Hernández, que la suspensión de la obra dificulte, en caso de emergencias, el acceso de ambulancias, policías, bomberos y servicios médicos, lo que puede desencadenar en hechos lamentables.

Por ello, el diputado de Morena hizo un llamado a las autoridades a informar y concluir la obra, pues aseguró que cuando los proyectos se dejan inconclusos, o no cumplen con los plazos, lejos de proporcionar un beneficio a la ciudadanía, se transforman en una problemática para los habitantes de esta ciudad