El principal riesgo en la ciudad no es la escasez de agua sino las inundaciones, afirma académica de la UACM

  • También los hundimientos representan un desafío para la Ciudad de México

  • Asentamientos irregulares y falta de planeación, entre los factores de mayor incidencia en la problemática

imagesLa capital del país está construida sobre lagos, así que el mayor peligro, hablando de desastres naturales, no es la escasez de agua, sino las inundaciones, señaló María Fernanda Campa, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), en el marco de las conferencias de la Semana de la Divulgación de las Ciencias de la Tierra, que se llevan a cabo en el Plantel Cuautepec de esta casa de estudios.

La geóloga explicó que, a lo largo de la historia, las tuberías de la ciudad se han fracturado, por lo que el 30% del agua se filtra al subsuelo y, debido ias a eso, el colapso no es mayor, pues la sequedad es lo que provoca el hundimiento. Sin embargo, el terreno se sigue asentando, por lo que las inundaciones son el verdadero problema, no la escasez.

La falta de líquido, explicó la investigadora, se puede resolver con tecnologías relativamente sencillas, como la cosecha de agua pluvial o la arquitectura ecológica para la construcción de viviendas.

Durante la Semana de la divulgación de las ciencias de la tierra, la doctora en Ciencias de la Tierra Dalia Ortiz Zamora, especialista en aguas subterráneas por la Universidad Nacional Autónoma de México, ofreció la conferencia El agua y el ambiente en la Ciudad de México, en la que destacó el ciclo natural del líquido vital y la importancia de respetarlo, para utilizarlo a favor del consumo humano.

La especialista reiteró que los problemas de suministro de agua y drenaje pueden ser resueltos a partir de la educación y la participación ciudadana, con proyectos de reutilización de aguas grises, recolección de lluvia y el gasto consciente. “Aunque intervienen múltiples factores, como el manejo de la basura o el desmedido crecimiento de la ciudad”, puntualizó.

Para finalizar, Ortiz Zamora dijo que “muchos de los fenómenos atípicos que se viven en la ciudad, durante la temporada de lluvias, son provocados por asentamientos humanos sin planeación y la excesiva pavimentación, que impide la infiltración de agua al subsuelo.”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail