Se inaugurará la exposición grandes maestros. Transición y ruptura en la pintura mexicana el 21 de junio

Arnaldo Coen, Múltiple temporalidad, mixta sobre tela, 200x100 cmsArnaldo Coen, Múltiple temporalidad, mixta sobre tela, 200x100 cms
  • En el marco del Festival de la Música en Mérida, coordinado por la Secretaría de la Cultura y las Artes
  • Las 33 piezas, entre pintura y escultura de artistas están valuadas en más de dos millones de dólares y pertenecen al acervo de la Lourdes Sosa Galería.
  • La muestra, cuya curaduría estuvo a cargo de Lourdes Sosa, Galería, incluye obra perteneciente a las generaciones de transición y ruptura en la pintura mexicana.
  • Entre los artistas que la conforman se mencionan a Arnaldo Coen, Francisco Toledo, Juan Soriano, José Luis Cuevas,  Rafael y Pedro Coronel, Fernando García Ponce, Manuel Felguérez, Rufino Tamayo, Gunther Gerzso, Carlos Mérida, Manuel Felguérez, José Luis Cuevas,  Vicente Rojo y Jorge Marín.

 México, D.F., a 20 de junio. (CC).- Este 21 de junio a las 21:00 horas se inaugurará la exposición “Grandes Maestros. Transición y Ruptura en la Pintura Mexicana” en la galería del teatro “José Peón Contreras”, en el contexto de la F?te de la Musique, Fiesta de la Música, en su XXXIII Edición, celebración musical coordinada por la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán (Sedeculta) y la Alianza Francesa de Mérida, en colaboración con el Instituto de Historia y Museos de Yucatán (Ihmy), la Secretaría de Educación (Segey) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Arnaldo Coen, Múltiple temporalidad, mixta sobre tela, 200x100 cms

Arnaldo Coen, Múltiple temporalidad, mixta sobre tela, 200×100 cms

Las obras, creadas a mediados del siglo pasado por reconocidos artistas nacionales, están valuadas en más de dos millones de dólares y pertenecen al acervo de la Lourdes Sosa Galería.

La curaduría de la muestra corrió a cargo de Lourdes Sosa Galería, e incluye 33 piezas, entre pintura y escultura, de artistas pertenecientes a las generaciones de transición y ruptura en la pintura mexicana.

Los artistas que conforman esta muestra son Arnaldo Coen, Francisco Toledo, Juan Soriano, José Luis Cuevas, los hermanos Rafael y Pedro Coronel, Fernando García Ponce, Manuel Felguérez, Rufino Tamayo, Gunther Gerzso, Carlos Mérida, Manuel Felguérez, Vicente Rojo y Jorge Marín.

Serán exhibidas las pinturas mixtas sobre tela de Arnaldo Coen, “Línea del tiempo”, “Tiempo de trama y urdimbre”, “Múltiple temporalidad” y “Tiempo que coincide”.

Del pintor oaxaqueño Rufino Tamayo, los visitantes apreciarán sus aguafuertes en “Figura en jarras” y “Cabeza sobre fondo verde”, y la mixografía “Hombre frente al cielo”.

También habrá pinturas de Pedro Coronel con su respectiva dramatización de los colores de las antiguas culturas y la recuperación de sus formas y motivos, que son los elementos básicos de su propuesta artística.

Asimismo estarán siete composiciones de Rafael Coronel, considerado como uno de los representantes más definidos del nuevo expresionismo mexicano. Se trata de dos óleos sobre tela, “Inmigrante” y “Óscar Wilde”; dos bronces, “El reposo” y otro sin título; y tres acrílicos sobre tela, “No se vende”, “El sombrero” y “La mascarita”.

Del guatemalteco Carlos Mérida, galardonado con el Águila Azteca, habrá un óleo sobre masonita. Su trabajo más ambicioso fue el mural del llamado Multifamiliar Juárez, perdido en el temblor de 1985 en la Ciudad de México.  Desde 1950 su arte experimentó ciertos cambios y su obra ofrecía un estilo más próximo al constructivismo.

También estarán las piezas de gouache y tinta sobre papel, “Morado muerto” y “Mi casa”, de Francisco Toledo, artista zapoteco que se ha dedicado a promover y difundir la cultura de su estado natal mediante el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

Del yucateco Fernando García Ponce, cuya obra ha sido objeto de importantes reconocimientos, el público podrá deleitarse con tres de sus trabajos. En 1952 ingresa a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para cursar Arquitectura. Sus primeros cuadros datan de 1954, son retratos familiares, sin embargo, dos años más tarde, la técnica abstracta sería la característica de su creación.

Aunque originario de Hungría, Gunther Gerzso dejó un importante legado visual en el país, donde se desempeñó como pintor, diseñador de escenarios, escritor y director de teatro y cine. En las décadas de 1940 y 1950 trabajó en la industria cinematográfica obteniendo cinco premios “Ariel” por sus composiciones. Una de sus obras forma parte de la muestra.

De igual manera, será exhibido el bronce “Abrazados en la ventana”, de Jorge Marín, uno de los mayores exponentes del arte contemporáneo figurativo en México, quien ha incursionado en diferentes dimensiones escultóricas, que van de la miniatura a lo monumental, formato que ha llevado incluso al extranjero, apoderándose del espacio público.

Para los seguidores de José Luis Cuevas, se mostrarán trabajos en acuarela, mixta sobre papel, tinta y aguada, entre ellas “Self portrait in market street”, “Los papeles de Salazar”, “Animales transgénicos” y el bronce “Tambor”.

Juan Soriano estará presente a través del óleo sobre tela con “La pareja”. El autor se instaló en Roma de 1950 a 1952 y en ese periodo incursionó en la escultura, en la cual trabaja terracotas y cerámicas. De regreso a México, su lenguaje pictórico busca y encuentra nuevos caminos expresivos y colabora como diseñador de diversos ballets y obras teatrales.

De Manuel Felguérez podrán observarse tres de sus piezas, una de ellas titulada “Atardecer”. A lo largo de su trayectoria, el artista originario de Zacatecas se ha dedicado a la pintura y a la escultura que sobresale por su originalidad y vanguardia. Ha realizado murales escultóricos de metal en edificios públicos y privados.

De esta manera la Sedeculta se suma al evento internacional Fiesta de la Música que se celebrará simultáneamente en más de 100 países de los cinco continentes. Junto con la Alianza Francesa, la dependencia estatal unirá esfuerzos para que la población disfrute de una nueva forma de armonía social en los espacios públicos, a través de diversas opciones que habrá para su entretenimiento.

 

¿A QUÉ SE LLAMA GENERACIÓN DE TRANSICIÓN Y LA RUPTURA EN LA PINTURA MEXICANA?

De acuerdo con la curadora, la maestra Lourdes Sosa, Transición se conoce al planteamiento estético de una generación que utilizó un lenguaje ajeno al de la escuela mexicana de pintura. Ruptura es un  título que se ha impuesto a una  generación que surge entre los años 50’s y 60’s  y escenifica diferentes momentos de la  transformación en la creación artística mexicana de  nacionalista a plural.

Cada época tiene su forma de expresión.   Entre las dos guerras  se manifestó mayormente la pintura realista con mensaje político. El concepto del realismo socialista en la Escuela mexicana de Pintura  pretendía,  por una parte, hacer un arte realista al servicio del estado y por otra crear obras profundamente nacionalistas con un mensaje social y político. Pretendía ser un arte para el pueblo. El nacionalismo fue necesario en la época de la revolución, en el sentido social de la revolución, y la mayoría de las  manifestaciones culturales de ese momento  tenían esa característica.

En los  50’s México dejaba de ser  un país rural y empezaba a convertirse en un país urbano; abandonaba el campo, crecía en la exportación, incursionaba en la industrialización; era  un México diferente. La Ciudad de México comienza su desbocado crecimiento y con él, el centralismo. Surge una generación con mayor acceso a la información internacional y que, obviamente cambia sus manifestaciones por un arte más identificado con las corrientes globales de la cultura occidental.

Esta nueva generación no se conformaba en grupos aislados, y el trabajo creativo se vuelve en interdisciplinario. Los pintores realizaban escenografías, ilustraban libros y portadas de discos, participaban en cine, etc. No pensaban en una ruptura o contender con alguien, lo que querían era hacer arte. No se hicieron en ese momento manifiestos, ni publicaciones, ni exposiciones bajo el título de “ruptura”, ni ha quedado claro quienes lo iniciaron y quienes lo conforman. Fue la pintura la que acaparó el nombre de ruptura, no los artistas que la creaban.

Ruptura o no Ruptura, transición ó trasgresión, lo importante es que su obra es vigente, como la de aquellos que siguen produciendo:  Manuel Felguérez, José Luis Cuevas, Vicente Rojo, Rafael Coronel, Arnaldo Coen y Francisco Toledo, entre otros, o a pesar de la ausencia física de algunos de ellos como Rufino Tamayo, Gunther Gerzso, Carlos Mérida, Pedro Coronel y Fernando García Ponce. Pero todos mantienen en su arte el mismo espíritu que los impulsó en un principio: la libertad creativa