ZONA CERO

Zona Cero

  • Que regrese el SME
Javier Divany Bárcenas
No se pregunte por qué su recibo de luz llega por sumas mayores a miles de pesos o decenas de miles de pesos por consumo de energía, para que sepa la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es una de las empresas con mayores pérdidas en el país, junto con Petróleos Mexicanos, las cuales le cuestan mucho a la federación.
La recesión está muy cerca de que llegue a los mexicanos o quizá ya estamos en ella y parece que nuevamente vivimos la misma situación de crisis económica que hace 20 años, cuando Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, en 1994 dejaron en crisis esta nación. A casi un año de mandato Enrique Peña Nieto no ha podido levantar el barco y a la gente no le alcanza para comer todos los días, encima de esto, los servicios de energía como luz y gas son cada día más difíciles de alcanzar.
Los números para el primer año de gobierno de Peña Nieto siguen siendo rojos y a la baja, y la CFE aportó ya su granito de arena al obtener en los primeros nueve meses pérdidas por 41, 600 millones de pesos.
Dicen quienes conocen del tema que fue la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, que dirigía Martín Esparza, que parece que le está cobrando la factura al gobierno federal, quien ahora tendrá que pedir cuentas a su director Francisco Rojas Gutiérrez sobre estas pérdidas.
La modernización de la CFE, la desaparición de la CLyFC, que dirigía Martín Esparza, la falta de liquidez, así como la compra de combustible caros, serían algunas de las menudencias que han afectado este primer año de gobierno de Peña a la CFE.
Pero, si recordamos durante la campaña de Peña Nieto prometió a las amas de casa tarifas más económicas a la luz, cosa que hasta ahora no se ha reflejado y si no pregúntele a la diputada federal del PRD, Aleida Alavez, quien tiene un buen record de denuncias por abusos en los cobros de la energía eléctrica o sólo basta pararse en una de las agencias de atención para que cualquiera constate la cantidad de quejas. La gente quiere en verdad pagar lo justo.
¡Aguas! con el servicio que presta ahora la CFE. Antes era fácil identificar las unidades de la CLyFC, traían logotipo y los trabajadores siempre uniformados, era menos probable un fraude, robo o engaño, pero hoy el servicio está subarrendado ¿quién sabe a quién?, las unidades que usan son particulares a las que sólo les pegan una calcomanía con las siglas de la CFE, lo que ha permitido que se registren todo tipo de delitos.
De acuerdo a la fuente del Economista, al menos en el primer trimestre perdió cerca de 7,141 millones; en el segundo trimestre fueron 35,520 y para el tercero ya son 41,606. Y por allí va Petróleos Mexicanos, al mando de Emilio Lozoya Austin, aunque no con las mismas cifras, sí con pérdidas importantes.
Bueno, pero a todo esto las amas de casa votaron por Enrique Peña no sólo porque les atrajo su imagen, sino porque ellas creyeron en él en que pagarían menos luz y tendrán más dinero en sus bolsillos, porque sus bolsas de mandado estarán más completas, cosa que hasta ahora nada de esto sucede.
¿No sería bueno que el presidente Enrique Peña Nieto contratara los servicios de Martín Esparza Flores? Para que éste ocupe la dirección de la Comisión Federal de Electricidad o al menos de asesor como guía de Francisco Rojas, pues al menos conoce todas las estrategias (mañas) para evitar los quebrantos.
Mirilla política
El indulto del profesor tzotzil Patishtán Gómez, de 60 años, representa el triunfo y el indulto simbólico para miles de víctimas de la mala justicia, impunidad y corrupción de nuestro país. Otro caso más en donde la sociedad mexicana demuestra al mundo la falta de sensibilidad de la justicia, la gravedad del sistema judicial y la lentitud para entenderla.
Si se tratara de indultar, quizá las cárceles del país estarían casi a la mitad, y no sólo por abusos de los derechos humanos, sino por la mala integración de las actas. Ahí está el caso Florance Cassez, el caso de “Presunto Culpable” y muchas historias más, en donde la certeza y la seguridad de una investigación no existen.
Patishtán abre la puerta de la impunidad para salir de su infierno, y entra a la justicia divina demanda por la verdad, la razón y la el grito de una voz unida por la sociedad. Y a quienes sentencian sin razón o por intereses, ¿no se les castiga?
@javierdivanybz
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail