CDHDF prevé riesgos por Reforma Laboral

La reglamentación de la Reforma Laboral, tanto en la Ciudad de México, como en el país, representa grandes riesgos, al no considerar los recursos para operar, plantear la terciarización de los servicios para hacer informal el trabajo formal y considerar menores indemnizaciones para los empleados cuando sean despedidos, sostuvo la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez Hernández.

La iniciativa, que sigue discutiéndose en el Senado de la República y que entraría en vigor el próximo sábado, “es un monstruo, pues tiene características de incongruencia, irresponsabilidad, ilegalidad, falta de conocimiento, además de que no considera la división de poderes y coloca a los trabajadores en una situación que mucho se parece a la esclavitud”, afirmó, por su parte, Alfonzo Bouzas, coordinador de la agrupación Observador Ciudadano de la Reforma Laboral.

Ante este panorama, el luchador social anunció, durante su participación en el foro de análisis del proyecto de Reglamentación a la Reforma Constitucional Laboral de 2017, que crearán mesas de trabajo, para que los trabajadores expongan sus argumentos de defensa y para que los patrones acepten la negociación que la política de Estado determine, pero no colocarlos en la situación en que se encontraban antes de 1917, en materia laboral.

“Se trata de una iniciativa que atenta contra la paz social, al desestimular las demandas de los trabajadores, poniéndoles todos los obstáculos posibles para que puedan reclamar a un patrón, ahondando las desigualdades sociales”, advirtió Enrique Larios, presidente del Colegio de Profesores de Derecho del Trabajo de la UNAM.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail