Cápsulas Metropolitanas

Marco Antonio Aguirre MoralesMarco Antonio Aguirre Morales
  • Mancera, ¡fuera del experimento!
  • Las viudas de Mancera
  • El PRD y la otra dirigencia expriista
  • Granados Covarrubias, y las becas preparatorianas
  • Paseando el féretro

Lo que en un momento hicieron creer que sería un movimiento realmente ciudadano, al paso de los meses se concluyó que era un botín para el mejor postor entre los partidos de la Revolución Democrática, Acción Nacional y Movimiento Ciudadano. Realmente nadie se la creyó. Las redes sociales fueron las primeras en desacreditar esa falacia armada desde Los Pinos.

El aún Jefe de Gobierno de la Ciudad de México -que no tiene otra salida- tendrá que aceptar la candidatura plurinominal al Senado de la República. Ese hecho lo salvará de la cascada de denuncias que en su contra caerán por la cadena de tropelias causadas durante su mandato, al igual que por permitir que sus subordinados alterarán sus carteras, al enriquecerse de manera totalmente explicable.

¡Lastima Margaritos! 

Cuando todo mundo pensaba que el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubon había sido lo peor que le pudo haber pasado a los habitantes de la Ciudad de México (CDMX), sorpresivamente arribó uno de los funcionarios más ineptos en la historia de la capital del país, el cual se hizo acompañar de “experimentados” expriistas en el arte de saquear el erario público y por aprendices de ladrones que muy pronto se hicieron expertos en el rubro del saqueo.

Mancera creyó -o le hicieron creer- que él sería candidato a la presidencia por default. Sus “asesores” de cabecera y aquellos que como rémoras viajaron por varios años a un costado del exprocurador capitalino, lo encaminaron por el sendero del fracaso. Mancera se la creyó y muy pronto levantó el pecho como muestra de un poderío ficticio, aunque para él era real. Ante el embate del presidente del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), surgió una organización apuntalada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), llamado Frente Ciudadano por México, que no es otra cosa que un experimento para dividir votos en contra de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien encabeza las preferencias electorales de los mexicanos (vénse redes sociales, jamás los medios tradicionales).

En ese experimento fue involucrado Mancera, “político” que pensó muy seriamente que podría ser el bueno. Finalmente recibió una probada de su propio chocolate y fue relegado. Ese movimiento -que no ciudadano- dio al traste con aspiraciones de muchas rémoras. Algunos que tenían sus esperanzas fincadas en obtener una senaduría y de pasadita una diputación para su gente más cercana, se quedaron a la zaga. El patadón que le propinaron a Mancera removió todas las estrategias que algunos “trepadores” de la política ya tenían planeadas desde tiempo atrás.

Las viudas de Mancera seguramente buscarán otros derroteros. Sin embargo, todos o casi todos los caminos ya se encuentran cerrados. Los que antes adularon a AMLO y después renegaron del tabasqueño, hoy se encuentran vetados hasta la médula. De esos hay muchos, pero otros están  más que detectados y algo así como “tírenle al negro“.

Para que el PRD terminara de enlodarse, relevarán la dirigencia de Alejandra Barrales y tomará su lugar Granados Covarrubias, quien se encuentra señalado de birlarse las becas de preparatoriano, y algún otro dinerillo destinado a programas sociales. ¡De mal en peor el partido del Sol Azteca!

Todos los perredistas pasean el féretro de lo que algún día fue “el partido del pueblo”. El cadáver huele mal; está putrefacto, ya no tiene futuro. Sólo les queda parlotear y pensar en seguir engañando a la ciudadanía. Para el PRD ya no hay remedio. ¡Todo se acabó! Al parecer los cacicazgos llegaron a su fin y los hurtos, por lo menos de manera escandalosa, dejarán de ser el pan nuestro de cada día

¡Buenas noches… buena suerte!

marco_aguirre8@hotmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail